El Pensamiento CREATIVO del Dr.House

La serie Dr. House ha sido una de las series con temática médica más exitosas en la historia de la televisión, por sus extraños casos, por sus personajes, por la personalidad de Gregory House y sobre la forma de resolver los casos cuando todo se veía perdido.

Por ocho años, durante ocho temporadas, «el genio de la medicina», nos dio una enseñanza para llegar a la solución a los complicados casos que le asignaban. ¿Cuál era su método?

Si llegaste a ver la serie, notaste que a pesar de ser un soberbio sabelotodo, necesitaba de su equipo para hablar sobre el problema, en un pizarrón blanco anotaban todos los síntomas para dar relación con alguna enfermedad y solo así, aplicar el tratamiento necesario. Era curioso que en esas lluvias de aportes nunca salía la idea, sino hasta que relajaba la mente y otro asunto ajeno le daba la solución a tan complicada situación, aquí acababa el capítulo.

Y esto fue lo que le aprendimos:

Trabaja con tu equipo, aunque no te quieran

Los talleres colaborativos de Dr.House funcionaban para asociar ideas, describir los síntomas, descartar posibles causas, encontrar nuevas, describir el contexto y por último, dejar una lista de acciones a cada involucrado.

Sesiones de trabajo productivas, con acciones claras por hacer.

«La arrogancia hay que ganársela, ¿Dime: qué has hecho tú para ganártela?
Dr. House

Atacar el problema, no los síntomas

Muchas veces creemos que la fiebre, el salpullido es el problema, solo son los efectos de una causa mayor, atacar el síntoma solo es un paliativo, pero no cura la enfermedad desde su fuente. Y esto nos sucede muchas veces, que no haya ventas en un negocio, que haya retraso en las producciones, qué haya grilla laboral, solo es un síntoma, debemos de tener talleres al estilo House para encontrar la verdadera razón, una vez encontrando la fuente, la solución será más fácil de implementar.

En varios de mis talleres aplicamos el concepto: “Llegar al corazón del monstruo de las mil cabezas” todos vemos una cabeza, ventas, producción, servicio, cada una cabeza diferente, llegar al corazón es lo que puede tumbar a este monstruo y dar solución con una sola acción.

“El conflicto genera creatividad” Dr. House

Deja el caso a un lado, relájate.

Debemos de tener siempre una libreta y bolígrafo a la mano porque no sabemos el momento en que nos llegará la idea. La intensidad de los talleres, la obsesión por encontrar salidas, la cabeza se cicla, se bloquea y no encuentra una salida razonable, es hasta que relajamos la cabeza cuando llega la magia, por esto muchas veces las ideas llegan con más frecuencia en la duchas, cuando nos sentimos más relajados y fuera de peligro.

Científicamente está comprobado que cuando dejamos la tarea a un lado y nos vamos a descansar, el subconsciente sigue trabajando buscando ideas hasta por debajo de las piedras y cuando en nuestro entornó encuentra algo relacionado con la solución, que muchos veces es con situaciones sin sentido, es cuando paramos todo y una sonrisa aparece en nuestro rostro porque hemos encontrado la gran idea.

«Si crees en la eternidad, la vida es irrelevante» Dr. House

Acción, acción, acción

Una vez teniendo la razón principal al problema, lo que sigue es implementar la solución, para esto, la experiencia y habilidades del equipo entran en juego para actuar de forma eficiente.

Hay quienes tienen la bonita costumbre de postergar la acción, porque le da muchas vueltas al problema, y no es así, teniendo el problema identificado, la solución es la acción, de lo contrario al Dr. Foreman se le muere el paciente. ¡Pásenme el desfibrilador!

“Hacer cosas cambia las cosas. No hacer nada deja las cosas exactamente como están” Dr. House

Todos mienten

Esta fue una frase muy famosa de la serie, la afirmación del doctor de que todos sus pacientes mienten, y tenia razón, hasta hay un libro sobre la filosofía de Dr. House. Cuando vamos a un restaurante nuevo, al llegar la cuenta el mesero pregunta: ¿Les gustó la comida? Y afirmamos de manera automática, aunque la comida no haya sido de nuestro agrado.

Así como en los restaurantes, muchos focus group, estudios de mercado, pruebas de producto demuestran, que no hay verdades en lo que se dice, hay sesgos que optan la autenticidad, se generaliza, se exagera, se omite.

Esa repetida frase de : “Ya lo estoy revisando” sabemos que no es verdad, pero nos mentimos para no causar conflicto y entrar en calma. Con la verdad más fácil llegaremos al problema fuente, por ende a la solución.

“Es curioso ver que si te estás muriendo, todo el mundo te quiere” Dr. House

Conclusión:

Además de una trama larga, cada capítulo repetía el mismo patrón, los escritores buscan implementar en nosotros un método que no solo funciona en la medicina, funciona en todos lados:  Colaboración – Contextualziación – Concepción – Acción – Atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *