3 ideas para reconciliarte con la creatividad

Mucho se ha escrito por acá sobre la creatividad, aunque es probable que a ti este tema no te interese y se lo dejes a alguien más. Pero ¿por qué? Si la creatividad es tan buena, tantas cosas que nos ha dado, sería justo darle un poquito de nosotros.

Si por algo no te interesa es porque en algún momento de tu vida la dejaste a un lado, porque todos somos creativos al menos eso lo dice Einstein. Vamos a reconciliarnos con la creatividad, más vale tenerla de aliada que alejada, aquí tres ideas para tenerla de tu lado.

Idea #1: Desesssstressssate! 

(Desestrésate) Así con mucha “S» para que parezca que estás muy estresssados.

Nos estresamos porque nos saturamos, correos, reuniones, proyectos por entregar, la lista del mandado, series incompletas, el ejercicio, la dieta, llamadas, cuentas por pagar, filas en el banco y todos esos etcéteras que no voy a poner porque me estresó.

Ya muchas lecturas sobre disminuir el estrés, no profundizaré en este tema. Pero hablando de lo que nos importa, haz un alto a todo, una pausa, date 15 minutos al día para sacar una idea, la que sea, anótala en tu libreta especial de ideas y verás como el estrés poco a poco se irá haciendo un lado en el momento que tú decidas tomar el control y ponerte a crear.

¿Tiene sentido? Sí, solo hay que écharlo a andar.

Idea #2: Reduce las expectativas 

No esperes nada de nadie ni de nada, trabaja sin esperar nada a cambio.

Esperar los resultados o enfocarse en lo que va a resultar de lo que haces solo produce ansiedad, lo que se descarrila a la avenida del estrés. En estos tiempos está muy de moda la filosofía del MindFullness y está genial, nos enfoca al presente, a lo que hacemos. Así que deja pensar en los resultados, en lo que dirán tus socios, jefes, novia, madre, tía tutora cuando le presentes el maravilloso proyecto. Solo ponte a hacer lo que te gusta y no comas ansias, come tacos.

De lo contrario se te bloqueará la cabeza y no te llegarán ideas. Actuemos positivo y dejemos de pensar en los resultados.

Idea #3: Motívate

La acción es motivación y viceversa.

La motivación es como esa pequeña chispa que genera combustión. Podrás tener una tonelada de TNT pero sin esta chispa no pasa nada. La motivación al igual que la idea anterior combate la ansiedad.

¿Cómo motivarte? Actuando.

Entre más avances, más motivado te sentirás, como aquellos corredores que empezaron gorditos corriendo un kilometro y ahora andan corriendo un ultra-maratón.

—————————

Conclusión:

Tres ideas simples y fáciles. Espero te sean suficientes para reconciliarte con la creatividad.

Tarea: Para la siguiente clase tres ideas por persona.

¿De acuerdo? 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *